• Document: TEMA: ORANDO CON PROPÓSITO. TEXTO: Salmo 5:1-8
  • Size: 425.22 KB
  • Uploaded: 2019-02-13 20:05:31
  • Status: Successfully converted


Some snippets from your converted document:

Fe y confianza Fecha: Domingo 14 de octubre de 2012 _________________________________________________________________________________________________________ TEMA: “ORANDO CON PROPÓSITO”. TEXTO: Salmo 5:1-8 Lectura Bíblica: 1 “Escucha, oh Jehová, mis palabras;
 considera mi gemir. 2 Está atento a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío,
 porque a ti oraré. 3 Oh Jehová, de mañana oirás mi voz;
 de mañana me presentaré delante de ti, y esperaré. 4 Porque tú no eres un Dios que se complace en la maldad;
 el malo no habitará junto a ti. 5 Los insensatos no estarán delante de tus ojos;
 aborreces a todos los que hacen iniquidad. 6 Destruirás a los que hablan mentira;
 al hombre sanguinario y engañador abominará Jehová. 7 Mas yo por la abundancia de tu misericordia entraré en tu casa;
 adoraré hacia tu santo templo en tu temor. 8 Guíame, Jehová, en tu justicia, a causa de mis enemigos;
 endereza delante de mí tu camino. (VRV 1960) 1-3 “Mi rey y mi Dios,
 escucha con atención mis palabras;
 toma en cuenta mis súplicas,
 escucha mi llanto,
 pues a ti dirijo mi oración.
 Tan pronto como amanece
 te presento mis ruegos,
 y quedo esperando tu respuesta. 4 A ti, Dios mío,
 no te agrada la maldad.
 Por eso los malvados
 no pueden vivir contigo; 5 no soportas a los orgullosos
 ni amas a los malhechores. 6 ¡Tú destruyes a los mentirosos,
 y rechazas a los tramposos y asesinos! 7 Pero a mí me quieres tanto
 que me dejas entrar en tu templo,
 y allí me dejas hacer mis oraciones. 8 Dios mío,
 ¡enséñame a hacer el bien!
 ¡Llévame por el buen camino,
 pues no quiero que mis enemigos
 triunfen sobre mí!”. (TLA) Introducción: 1. Este Salmo encierra principios que nos enseñan a “orar con propósito”. Es una oración en la cual encontramos detalladamente y en forma manifiesta dos actitudes: (a) Las peticiones que David hace. (b) Las resoluciones que David toma como resultado de sus peticiones. 2. Comenzamos diciendo que en una oración en la cual existen peticiones sin resoluciones, es una oración vacía. (a) Las oraciones que están llenas de peticiones, deben también ser cargadas con resoluciones como resultado de esas peticiones. Consideremos estos dos pensamiento del Salmista… I- Consideremos en primer lugar: “SUS PETICIONES”. A- En el versiculo 1 encontramos la primera de sus peticiones: “Escucha, oh Jehová, mis palabras..”. 1. David apela directamente a Jehová. a- No por nada el apóstol Pablo hablándole a Timoteo le explica en su primera carta capítulo 2:5: “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre…” 1  El apeló directamente a Dios para que su oración fuese escuchada. b- En la epístola a los Efesios cap. 2:18 dice: “…porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre”.  Que privilegio tenemos, el privilegio de llegar al Padre, a través del Señor Jesús.  La primera petición que David establece para con Dios es que su oración fuese escuchada: “Escucha, oh Jehová, mis palabras…”. 2. ¿Habremos nosotros orado en ese espíritu y en esa dirección?. B- La segunda petición que David manifiesta es que sus meditaciones sean consideradas: “…considera mi gemir…”. 1. En realidad David no usa la palabra “gemir” sino que usa la palabra “meditar”. De esta manera él apela a que Dios examine sus pensamientos. a- En Exodo 14:15 leemos: “Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen”.  Vemos que Dios realmente considera nuestro pensamiento y nuestras meditaciones.  En el primer libro de Samuel capítulo 1 vemos una oración presentada a Dios y la respuesta la encontramos en el versículo 27: “Por este niño oraba, y Jehová me dio lo que le pedí”. 2. Debemos en nuestras oraciones establecer peticiones en las cuales clamemos a Dios, para que El considere nuestras meditaciones (gemir). C- En tercer lugar observamos que dentro de las peticiones que David hace, pide que sus clamores sean atendidos: “Está atento a la voz de mi clamor. Rey mío y Dios mío, porque a ti oraré”. (v.2) 1. De esta manera podemos ver que David pide que Dios preste atención directamente a él, porque le presenta a El sus intenciones. Dice: “…a ti oraré”. a- Vemos en esto que él apela a Su misericordia, y no va a ir a otro que no sea el Dios de Israel. 2. Debemos tener en cuenta esto y debemo

Recently converted files (publicly available):