• Document: EL SECRETO DE SUS OJOS
  • Size: 1.11 MB
  • Uploaded: 2019-07-21 02:35:04
  • Status: Successfully converted


Some snippets from your converted document:

José Aste Tönsmann EL SECRETO DE SUS OJOS Estudio digital de las imágenes reflejadas en los ojos de la Virgen de Guadalupe C Derechos de autor reservados. 1998, by José Aste Tönsmann C Derechos de edición y arte gráficos reservados. 1998, by Tercer Milenio S.A. Diseño: Lily Montalbetti Cánepa Ilustraciones: Eduardo Chávez Arribasplata Impreso en Perú - Printed in Peru «No está permitida la reproducción total o parcial de este libro, ni su tratamiento infor- mativo, ni la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónica, mecánica, por fotocopia, por registro u otros métodos, sin el previo aviso por escrito de los titulares del copyright» Indice Pág. Introducción 5 Estudio de los ojos de la imagen de la Virgen de Guadalupe 55 Nican Mopohua 122 Bibliografía 137 3 4 Introducción Ingeniero e investigador Conocí al Dr. Aste en Lima, Perú, el año 1963. Fuimos compañeros de trabajo, e iniciamos una amistad duradera. Doy fe de la capacidad, tenacidad y honradez intelectual del, entonces, Ingeniero Civil José Aste Tönsmann. Después la vida nos separó. El se fue a los Estados Unidos, para hacer un doctorado (Phd) en la Universidad de Cornell, y luego fue a México, donde se afincó con su esposa y sus cuatro hijos. Su esposa, Margarita, es hija del Capitán Carlos Martínez de Pinillos, distinguido aviador peruano que, en 1929, realizó un famoso vuelo internacional; por ello, el aeropuerto de su ciudad natal, Trujillo (Perú), lleva su nombre. En México, Aste se dedicó al procesamiento digital de imágenes de satélite mediante computador. Los satélites artificiales envían por radio grandes masas de números, que contienen la información de las “vistas” que el satélite recibe de la tierra. Almacenados en los discos duros, esos números permiten reproducir las imágenes captadas por el satélite en una pantalla del computador, y además procesarlas, obteniendo informaciones específicas tales como: cultivos de México en ciertos momentos, plagas de esos cultivos; ciudades y contaminación del aire; temperatura de las nubes... Aprendió también, como un pasatiempo, a “digitalizar” fotografías y procesarlas: un scanner explora una fotografía, y la convierte en una matriz de números, los cuales se introducen en el computador y se procesan luego en forma similar a las imágenes de satélite. Transformando los números mediante programación, las fotos se pueden ver ampliadas, por partes, en la pantalla, e 5 incluso se pueden mejorar, resaltando la información que el ojo no ve pero que el scanner sí puede “ver”, por tener más precisión, y entonces aparecen muchos detalles que en el original quedaban ocultos. Después de 1978 el progreso ha sido tan acelerado, que estas técnicas son ya de uso común. Una imagen reflejada en el ojo derecho de la virgen Corría el mes de febrero de 1979. Aste se enteró de que en 1951, el dibujante mexicano Carlos Salinas, observando una fotografía de la Virgen de Guadalupe con una lupa, había descubierto en el ojo derecho la imagen de un hombre barbado, que, según Salinas, debía ser Juan Diego, el vidente. En realidad el descubrimiento ya había sido hecho por el señor Alfonso Marcué unos años antes, pero dado que se avecinaba una persecución contra los católicos no había sido divulgado. El doctor Aste se interesó así en las imágenes que se reflejan en los ojos de una persona, captadas en una fotografía. Desde 1860, por obra de los científicos Purkinje y Samson, se sabe que en el ojo se pueden producir hasta tres imágenes reflejadas de un objeto: una que se refleja en la córnea, otra en la cara anterior del cristalino, y la tercera en la cara posterior al cristalino. La primera es la más clara (la córnea actúa como un espejo esférico convexo); la segunda es la más grande y la más tenue; la tercera es la más intensa, pero mucho más pequeña, y es la única que está invertida, o sea, cabeza abajo. Segunda y tercera imágenes pueden faltar, aún existiendo la primera, pues para producirse, el objeto tiene que estar frente a las pupilas: la luz debe poder entrar en las pupilas y volver a salir después de reflejarse, hasta encontrar el objetivo de la cámara. La primera imagen de Purkinje – Samson se ve reflejada en la córnea, sobre el iris, o en la pupila. La segunda y la tercera, que 6 El Dr. Aste y esposa, al fondo derecha, con algunos hijos, hijos políticos y nietos. Enero de 2002. 7 se producen sobre todo cuando hay poca luz y las pupilas están dilatadas, se observan en las mismas pupilas al borde de ellas. S

Recently converted files (publicly available):